Arquivos da etiqueta: Orientación laboral

Orientación laboral, empleo e inclusión digital

Marcela Jaramillo Bajo licencia Creative Commons

Lectura, escritura y competencias digitales

La inclusión digital, tanto desde la perspectiva de empleo como en términos generales, es una cuestión que me preocupa de forma especial. Desde mi punto de vista carecer de competencias digitales provoca la misma exclusión que en su momento marcaba el hecho de saber leer y escribir.

Cualquiera se da cuenta de lo que entonces suponía (también ahora), saber leer y escribir. Durante todo el siglo XX ( y aún en nuestros días en muchos lugares del mundo y en nuestro entorno) no saber leer y escribir era una condena absoluta. Una condena en términos de empleo, en términos de desarrollo personal y fundamentalmente para el ejercicio de los derechos más básicos. Quien no sabe leer y escribir, incluso quien no sabe interpretar lo leído o expresarse mínimamente, tiene menos oportunidades y es fácilmente manipulable.

Estas cuestiones nos resultan hoy en día obvias. Pues bien, llevadas a las competencias digitales son prácticamente las mismas. Aunque sigue habiendo muchas personas que no lo reconocen así, la realidad, especialmente tras el impacto del Covid, nos muestra que no poder acceder a internet o no saber cómo hacerlo, nos deja fuera del ejercicio de derechos y nos convierte en más manipulables.

Empleo y digitalización

En el terreno del empleo esto también es una obviedad. Los procesos de selección han venido digitalizándose poco a poco para acabar haciéndolo de repente tras el confinamiento. Un fenómeno repentino que ha provocado que muchas personas se encuentren de un día para otro fuera de las posibilidades de búsqueda de empleo. 

Hasta ahora aún quedaban algunos lugares a los que acudir con un CV en papel. Alguna que otra ETT aún lo recogía haciéndote firmar un documento sobre datos personales. Algún que otro comercio o pequeño negocio también lo recogía. Incluso había quien afirmaba que lo mejor es “poder hablar y conocernos en persona”. Todos esos resquicios que el mercado laboral dejaba, fundamentalmente en el ámbito del empleo poco cualificado, han desaparecido. Hoy esas situaciones son anécdotas, opciones que prácticamente no existen.

Desde la orientación laboral llevamos mucho tiempo enfrentándonos a esta realidad, a la de personas que no pueden y/o no saben sobrevivir a este escenario de búsqueda de empleo. Las acompañamos tratando de aportar en todo lo relacionado con lo digital, tanto en nuestros talleres como de forma individual. De hecho hay algunas propuestas muy destacables. Pero, con todo, creo que será necesario poner en marcha medidas que permitan incorporar a las personas a la sociedad digital lo más rápidamente posible.

Propuestas

En esta linea hace ya mucho tiempo que vengo proponiendo tres medidas concretas. Van desde el ámbito propio de las políticas de empleo hasta un punto de vista más generalista o social:

1º) Todos los programas de empleo y orientación deben contar con contenidos digitales.

Contenido digital no solo es que podamos dar nuestros servicios online. De lo que se trata es de que cada persona pueda avanzar en sus competencias digitales en la medida en que participa en un programa de empleo o utiliza un servicio de orientación laboral. En unos casos, el objetivo será que salga del proceso con un correo electrónico o que salga sabiendo gestionar el que ya tenía. En otros será que utilice un Excel o un procesador de textos en su propia búsqueda de empleo. En muchos otros casos que nos sumemos al manejo de información en la nube y que contemos con una identidad digital. Es decir, los contenidos digitales en la práctica de la orientación laboral significan mejorar o completar las competencias digitales de cada persona según su situación y necesidades.

2º) En todos los programas deben incorporarse posibilidades de acceso a la red.

Esto pude hacerse mediante una dotación física (un aula o espacio similar con wifi) o facilitando tarjetas de datos de prepago, pagando wifi…

La cuestión del acceso desde un lugar físico se ha complicado bastante por el impacto de la pandemia. Estamos obligados a ofrecer servicios de acceso físico con una serie de condiciones que antes no eran del todo precisas: condiciones de amplitud, de distancia de seguridad y de ventilación. En cualquier caso, aún es posible que espacios de acceso físico puedan resultar de utilidad a muchas personas.

La otra alternativa, la de ofrecer pagos de wifi o tarjetas para dispositivos o incluso los dispositivos en términos de préstamo, parecen más válidas y necesarias en este momento

Cuando comento estas opciones hay quien piensa de inmediato en el coste. Pero esta no es una variable importante. Primero porque el coste de la falta de inclusión digital o el de que la pandemia siga impactando porque necesitemos actividades presenciales es infinitamente mayor. Segundo, porque en los proyectos de formación no es nada raro que se gaste dinero en blocs, bolígrafos, carpetas y otros elementos publicitarios como paraguas. Sí, parece increíble, pero esto sigue sucediendo.

3º) El acceso a la red debe considerarse como un derecho fundamental.

De esta forma, tal y como entendemos la vivienda, la educación o el trabajo, podemos pedir a la administración políticas que faciliten el derecho a la red de los ciudadanos. Y voy más allá. Todos los edificios, barrios, parroquias o en la dimensión que quiera considerarse, deben contar con posibilidad de acceso wifi gratuito. Si yo en mi vivienda quiero pagar por ese servicio o por uno mejor, podría hacerlo. Pero todo el mundo debería tener posibilidad de acceso wifi gratuito en cualquier vivienda, sea en el rural o en una ciudad.

Pueden hacerse más propuestas pero estas me parecen fundamentales. No podemos hablar de empleo si no hablamos de inclusión, y en este momento de inclusión digital. Es también nuestra obligación, creo yo, contribuir desde la orientación laboral y la promoción del empleo a generar una sociedad más inclusiva y menos desigual.

El Cv que me hiciste está fatal…

Hace unos días me encontré en la calle a un chico con el que hacía tiempo había tenido una entrevista de orientación laboral. Me preguntó por dónde podía dirigirse a una feria de empleo que había ese día. Mientras se lo decía los dos nos dimos cuenta de que nos conocíamos y de que, efectivamente, habíamos tenido un par de entrevistas de orientación laboral. En aquel proceso eleboramos un CV. Un documento que, ya le han dicho, está fatal. Sigue lendo

Hablando sobre el blog en el Instituto Aragonés de Empleo

Blog InaemHace unas semanas el Inaem me invitó a hablar sobre este blog en su espacio “Sección fija: Proyectos de interés”. Ahí hacen preguntas estandar a profesionales con proyectos que consideran de interés.

Responderlas ha supuesto para mi un buen ejercicio de reflexión sobre lo que hago aquí. Y me ha permitido mostrar un contexto que habitualmente solo está en mi cabeza, por decirlo de alguna manera.

Así que me ha parecido una buena idea empezar el año con esas reflexiones. Es algo que no hago a menudo. Me refiero a lo de traer aquí entrevistas o intervenciones en otros espacios. Pero, en este caso, creo que puede ser un buen principio para este 2018, un año que puede venir lleno de cambios importantes para mi. Y espero que para quienes leen este blog o se pasan por aquí de vez en cuando, venga lleno de oportunidades y retos.

Dejo la entrevista a continuación, con mi agradecimiento al Instituto Aragonés de Empleo por la deferencia y por el trabajo:

¿Cómo surge este blog?

Surge de la necesidad de continuar mi desarrollo profesional en el nuevo entorno digital. Llegó un momento en que ese desarrollo no podía seguir si no exponía mis ideas, las contrastaba, las ponía en cuestión… en definitiva, si no las podía compartir con otras personas. El conocimiento o es compartido o difícilmente sirve para algo. Para los que tengáis interés el enlace del blog es https://www.xosealbertecea.es/

¿En qué fecha se pone en marcha?

Empecé de forma provisional en blogger en octubre de 2010. Por cierto, que no lo recordaba. He tenido que consultarlo.

En los primeros artículos aportaba muy poco, solo experimentaba tratando de identificar qué era lo que todo esto de escribir un blog podría aportar profesionalmente. Durante aproximadamente un año estuve aprendiendo, tratando de responder el para qué de tener un blog, el cómo debía hacerlo e incluso lo que debía tratar en el mismo. Sabía que tenía una herramienta para compartir y generar una presencia digital pero no tenía tan claro qué sentido quería darle.

¿En qué consiste el mismo?

El blog no es más que un espacio profesional de carácter personal. Es muy sencillo. Escribo artículos en los que analizo o profundizo en cuestiones que tienen que ver con el empleo, con la búsqueda de oportunidades, con la gestión de personas o con las políticas activas de empleo, todo ello entendido de forma muy amplia. Mi blog no está pensado como un servicio o como un banco de recursos. Las instituciones y otros profesionales tienen blogs en este sentido que son mejores de lo que yo podría lograr.

¿A qué público va dirigido?

A profesionales de orientación laboral, de la gestión de personas, de las políticas activas de empleo y, claro, a personas en busca de oportunidades profesionales y empleo.

¿De qué temas se escribe en este blog?

Entiendo el campo del empleo de una forma muy amplia y cualquier cuestión que pueda tener cierta relación con el mismo puede aparecer en el blog. En cualquier caso, de lo que más me gusta escribir es sobre el impacto de las Tics en el mercado de trabajo y sobre las personas en búsqueda de empleo. A mayores, en algunos momentos creo necesario comentar noticias sobre programas de empleo o sobre los datos que nos va ofreciendo el mercado laboral. Y eso también me gusta mucho. Soy de los que cree que, si no cuantificamos, si no ponemos números o no valoramos, no podemos saber qué enfrentamos ni podemos hacer propuestas de ningún tipo.

¿Cada cuánto escribís?

Procuro escribir una vez al mes. Sobre esto se habla mucho, pero como buen gallego yo creo que depende. Y depende de muchos factores. No me veo escribiendo todos los días. Ni siquiera cada semana. No tengo tantas cosas interesantes que decir.

Se ha dado el caso en el que alguna temática me ha llevado a escribir un par de artículos en el mismo mes. Pero es muy raro. Además, el tipo de artículo también determina mi periodicidad. Cuando hago artículos muy completos, con más desarrollo y profundidad de análisis, suelo esperar un poco más de tiempo para el siguiente. Cuando hago artículos más “ligeros” y fáciles de leer el siguiente suele caer al mes justo o incluso antes.

 ¿Cuáles son los objetivos de esta bitácora?

Mi objetivo principal es contar con un espacio que sirva de base y de contenido principal para mi identidad profesional digital, con todo lo que ello significa. El objetivo es que me permita cuestionarme, mostrar, debatir, investigar y aprender.

¿Qué personas están detrás de este blog?

Solo yo.

¿Cómo pueden los lectores interactuar con vosotros?

Vía correo electrónico o en los comentarios. De todas formas, en mi caso concreto, la conversación se da más en las redes sociales que en el propio blog.

¿Qué finalidad tiene esta bitácora?

A mayores de lo ya señalado, para mí el blog ha sido una herramienta profesional de la que ahora me sería imposible prescindir. Me ha obligado (y me obliga) a profundizar sobre cuestiones de mi profesión, a informarme, a formarme, a debatirme, a cuestionarme, a mantener una disciplina laboral de permanente conexión con el desarrollo de mi profesión. Gracias a ella he podido hablar de un buen montón de temáticas que me interesan y veo que interesan a otras personas.

¿Cuáles son las principales dificultades con las que os habéis encontrado para poner en marcha este blog?

En un primer momento las competencias Tic. Ahora, en su versión en WordPress y con los plugins como grandes aliados, todo es más fácil. A mayores también mencionaría el precio de algunos servicios de alojamiento y otras herramientas que creo que están disparados.

¿Cuáles son vuestros retos a corto, medio y largo plazo?

A pesar de lo que digan sobre incrementar la presencia y escribir sin descanso, mi objetivo  es moderar el número de publicaciones anuales. No me cuesta demasiado escribir (tampoco hablar 😉 pero considero que redactar y publicar entre 10-12 artículos al año es suficiente, especialmente si abordan un tema con bastante profundidad.

¿Qué otros blogs de la misma temática recomendarías a otras personas?

La orientación laboral es un campo multidisciplinar que va desde el ámbito del comportamiento y el aprendizaje hasta el empresarial u organizativo pasando por el legal. Por eso sigo muchos blogs interesantes de estas tres áreas. Y, como es obvio, citar algunos significa dejar a la mayoría fuera cuando en realidad pueden ser tan recomendables como los que seleccionas. Aun así, señalaré algunos concretos en alguna de estas áreas:

En orientación laboral propiamente dicha el blog colaborativo de Sergio Ibáñez me parece una referencia ineludible en temáticas de empleo. Su proyecto de recopilación de recursos no tiene parangón como contenedor de recursos en castellano y su blog en colaboración con Juan Martínez de Salinas y Marta Mouliaá es imprescindible.

En esta línea de blogs con recursos para la búsqueda de empleo creo que Marcaempleo es un referente. Yo lo utilizo a diario y lo recomiendo a toda persona que esté buscando oportunidades. Un trabajo de recopilación realmente hercúleo y no todo lo conocido que debiera. A él podríamos sumar el de Muñoz Parreño o el de mi compañera de A Coruña Isabel Loureiro que desde hace cinco años publica diariamente sobre temas específicos de búsqueda de empleo.

Más allá de los blogs centrados en recursos y noticias sobre ofertas y convocatorias me gusta mucho el paso dado por Marta Mouliaá en su nuevo espacio. Y por ahí por Aragón está también el Plan de Empleo de Elena Ariño. Una profesional comprometida, con la que coincido mucho en perspectivas y contenidos y que hace un trabajo de gran utilidad. En este grupo también citaría el blog de Victoria Redondo o el de Cèlia Hil que hacen un trabajo espléndido.

En el ámbito de la gestión de personas y del desarrollo de las organizaciones los blogs de J. Villalba, Victor Candel, Isabel Iglesias o Santi García, me parecen imprescindibles.

Además de estas menciones personales procuro seguir la información de servicios como el Inaem, Barcelona Activa, Zaragoza Activa o el Servef. Me parece que en estos organismos es donde se están haciendo las cosas más interesantes en cuestiones de orientación laboral y políticas de fomento del empleo.

¿Qué te ha aportado tener un blog?

Como decía me obliga a mantener mi desarrollo y mi compromiso profesional. Además, me ha permitido multiplicar mi red de contactos de carácter profesional y con ello mi presencia en general, mi posicionamiento y mis posibilidades de ejercer en un número de foros y espacios en los que no hubiese estado de ninguna otra manera. En definitiva, me ha permitido aprender muchísimo. Más de lo que ningún curso, Master o experiencia laboral podría haberme aportado.

¿En qué se diferencia este blog de otros existentes?

El blog es de carácter profesional pero puramente personal y creo que por eso es diferente. No se centra en los recursos, a modo de contenedor actualizado (de estos ya los hay muy pero que muy buenos en España) ni tampoco es una colección de opiniones. Lo que digo suelo fundamentarlo, independientemente de que pueda ser acertado o no. Creo que cualquier persona interesada en el mercado de trabajo, en el desarrollo profesional o en los recursos humanos puede encontrar temas de interés tratados con cierta profundidad.

 

 

GuardarGuardar

GuardarGuardar