Archivo por meses: octubre 2011

RESULTADOS EN ORIENTACIÓN LABORAL II: LO QUE OBTIENEN LAS PERSONAS


A mayores de los resultados técnicos de nuestro trabajo, comentados en la entrada anterior, se deben valorar los resultados que las personas obtienen de nuestros servicios. ¿ Qué podemos ofrecer en este momento en las actividades de orientación laboral ? Esta pregunta tiene múltiples respuestas y me gustaría señalar algunas.

Un primer resultado bastante obvio pero especialmente necesario ahora, es el apoyo emocional y anímico. En nuestras intervenciones actuales parece fundamental contribuir a mejorar la resilencia, la motivación y el compromiso con un plan de futuro.

Un segundo resultado o producto que las personas deben obtener me gusta expresarlo como ventanas abiertas en su futuro inmediato y a medio plazo. Y me gusta más esta expresión que otras como alternativas o nuevas ideas. Desde mi punto de vista y en el habitual desierto de recursos en el que se ejerce la orientación laboral, es tremendamente importante que veamos y presentemos el nuevo escenario como una oportunidad de desarrollo profesional a medio plazo. Mostrarlo especificando posibles caminos es imprescindible como resultado de orientación laboral.

El tercer contenido que yo situaría como tremendamente importante en este momento es que las personas salgan de las acciones de orientación laboral con carga de trabajo, con cosas que hacer. En un momento de destrucción de empleo (a 31 de agosto la SS había perdido 199.034 cotizantes en referencia al 31 de agosto de 2010) la búsqueda de ofertas o el trabajo de autocandidatura, se hace realmente duro, extenuante y desmolarizador. Trabajar aspectos de autoanálisis, de marca personal, de familiarización con nuevos o simplemente diferentes instrumentos debe estar en nuestro cajón de herramientas. En mi experiencia reciente las personas están ávidas de cosas que hacer y, además del componente motivacional de la actividad, encuentran en la propuesta de actividades un mantenimiento de sus responsabilidades laborales. Las personas no han pasado de ser profesionales (carpinteros, albañiles, administrativos, jefes de grupo…) a ser desempleadas. Hacer sentir esto también es parte de nuestro trabajo.

Por último mencionar específicamente la importancia de valorar capacidades (habilidades, conocimientos, actitudes) de las personas hasta ahora infrautilizadas pero con presencia y valor en el nuevo escenario empresarial y de trabajo. Habilidades comunicativas, actitudes positivas hacia la creatividad y el cambio o conocimientos generales sobre contenidos muy específicos pueden ser un buen punto de partida para invertir el proceso habitual de las personas en desempleo.

Con toda seguridad existen propuestas diferentes y mejores para que las personas obtengan del trabajo de orientación laboral algo más que información o gestiones administrativas. Sólo he tratado de sintetizar, al margen de contenidos académicos o más formales, los elementos que más feedback positivo me han venido dando en las actividades de orientación laboral en este momento tan complicado para todos, pero al que los /las profesionales de la orientación se enfrentan todos los días. Los efectos de la crisis y su impacto en el empleo están sufriéndolo casi todas las personas en mayor o menor medida. En nuestro caso, además, nuestra jornada laboral se centra en responder a esta situación en primera persona. Es el trabajo de infantería ligera de esta guerra.

La fotografía es, como puede verse, de un cartel de la oficina del Servicio de Ayuda al Empleo del Gobierno de Ontario en London, Canadá. El video, ganador del concurso MyWorld de la BBC, lo recogí del blog de Silvia Palomino, difundido por @Gemmarojo en Twitter. Gracias a las dos por compartir información tan útil.


http://www.youtube.com/get_player