La orientación y la innovación en las políticas de empleo: El caso de Barcelona Activa

Porta22

Hace mucho tiempo que Barcelona Activa es para mi una referencia en orientación laboral y políticas de empleo. No es la única, pero quizá la más importante junto a lo que se hace en Valencia o en Zaragoza en cuanto a propuestas desde lo público.

Obviamente no son una referencia porque todo lo que hagan esté bien y salga perfecto. Son una referencia porque llevan muchos años proponiendo, innovando y señalando cuestiones clave en cada momento.

El pasado mes de junio celebraron sus terceras Jornadas técnicas de orientación profesional. Una nueva edición de una actividad que se está convirtiendo en imprescindible por los temas que aborda.

Y es que solo el hecho de la propia jornada es novedoso y de mucho valor, aunque no debería ser así, claro. Pero lo es porque no es fácil citar eventos que propongan reflexionar sobre la orientación (este año la reflexión sobre su propio modelo de orientación, el de Barcelona Activa, fue uno de los puntos). El objetivo es poner en valor los aportes y el trabajo de la orientación laboral.

Esto solo sucede si se tiene asumido que los programas de empleo y, en general, las políticas activas de empleo, funcionan por el personal técnico de orientación. Esta es la clave. Y es que, tal y como dice  Sara Berbel, directora de Barcelona Activa, al inicio de las jornadas, está más que demostrado que la eficacia de los proyectos de empleo se logra en la medida que hay acompañamientos, mediaciones y apoyos (minuto 21:00): “En toda Europa todas las evaluaciones muestran que se producen las mejores inserciones cuando los programas están acompañados de personas tutoras o técnicas que hacen el seguimiento y ayudan a orientar y a progresar a quienes participan”.

Al papel central en el que sitúan a la orientación hay que añadir que Barcelona Activa trabaja con criterios de respuesta al mercado laboral según las características que presenta en cada momento. De ahí que lleven años construyendo un discurso propio. Más o menos acertado y con el que se puede estar más o menos de acuerdo, pero con criterios técnicos que buscan una respuesta adecuada a las personas y al mercado de trabajo.

Con esos criterios técnicos toman decisiones que funcionan como punta de lanza y que, en algún caso, deberían ser copiados de forma inmediata. Un buen ejemplo es su decisión de no intermediar ofertas de empleo de menos de seis meses de duración y con menos de 1.000 € de salario.

Quizá por esto, por la madurez del discurso, son capaces de proponer sin cortapisas ni miedos. Si una entidad tiene claro cuál es su objetivo y cuales son sus principales recursos (los profesionales) pueden atreverse con programas que van más allá de resultados cortoplacistas como el de la contratación inmediata.

En este sentido en el último año han puesto en marcha un buen número de actuaciones de carácter innovador. Entre ellas yo señalaría dos que me han parecido especialmente atractivas.

Por un lado un programa que me resulta tan interesante como necesario: A prop Jove. Se dirige a jóvenes que estén sufriendo algún tipo de malestar psicológico con el objetivo de facilitarles que puedan volver al mercado laboral o al sistema educativo.

A Prop Jove

En este momento muchos trabajamos con jóvenes. La oferta de programas y servicios se ha multiplicado. Eso es muy positivo, obviamente. Pero también es cierto que un buen número de los programas que ofertamos son similares. Es más, hay territorios en los que nos “estamos peleando” por el público joven. Y, con todo, faltan propuestas que traten de llegar a algunos de los problemas de base, a la raíz de los mismos. Por ejemplo, yo sigo pensando que precisamos multiplicar las escuelas de segunda oportunidad.

Barcelona Activa pensó que era necesario proponer apoyo a los jovenes que pasan por algún tipo de dificultad psicológica o emocional y creó el mencionado A prop Jove. Y a mi, que llevo ya un año centrado en el trabajo con jóvenes, me parece la mejor propuesta que he oído en todo este tiempo. Necesaria y oportuna.

La otra iniciativa no es novedosa como propuesta. Algunos la hemos defendido y promovido muy activamente. Pero no deja de resultar llamativa en la medida en que sigue sin ser habitual en los servicios de empleo: Networkings con responsables de RRHH y directivos.

El último que he conocido lo celebraron con el director de RRHH de Volkswagen. Una propuesta práctica, breve, estructurada y muy pero que muy atractiva.

Frente a estas prácticas otros convivimos, por desgracia, con propuestas sin contenido que no aportan nada a ningún problema concreto ni de las empresas ni de las personas. Habría más de un ejemplo en la Garantía Juvenil pero pienso más en cómo se ha concretado la colaboración público privada, cuando menos en mi entorno.

La menciono porque, como he dicho muchas veces, soy un convencido defensor de esa colaboración público privada para enfrentar el desempleo. Pero, claro, de otro tipo de colaboración. De una en la que la administración incorpore aquello que no puede aportar. Una en la que las empresas privadas aporten aquello que realmente precisamos.

Esa no ha sido la realidad. Cuando menos en las experiencias que yo he conocido, en las que sufro cerca. Las que conozco son propuestas que se limitan a citar en empresas de trabajo temporal a personas que demandan empleo en el Servicio Público para tratar cuestiones de orientación laboral. En muchos casos, personas que ya conocen y utilizan los servicios de orientación. Personas a las que, por lo que me han transmitido, no les han aportado nada diferencial.

Las cita una máquina desde Madrid, advirtiendo de que avisarán al Sepe. Cuando esta entrevista se concreta se vuelve a repetir la maquinaria de la obtención de datos que no causa otra sensación en las personas que no sea el hartazgo. A partir de ahí ¿ qué ? Pues que la persona adquiere un nuevo compromiso que hasta ahora no tenía, informarles de todo lo que haga en búsqueda de empleo. ¿ A cambio de qué ? Desde mi punto de vista de poco, de que te envíen ofertas de empleo, algo que puede hacerse sin esta colaboración público privada. Eso si, se cubren muchos papeles y se obliga a las personas a desplazarse.

No solo podemos hacer las cosas mejor. Tenemos buenos ejemplos de quien lo está haciéndo muchísimo mejor ¿ Por qué no aprender de esos ejemplos ?

 

PD: Estos párrafos serían imposibles sin la generosidad de Aida Nicolas. Profesional comprometida, desde hace años me regala su tiempo manteniéndome informado y maravillado con su trabajo. Y le estoy muy agradecido, claro.

7 pensamientos en “La orientación y la innovación en las políticas de empleo: El caso de Barcelona Activa

  1. Pedro Valero

    Totalmente de acuerdo, Xosé: no es casual que estas buenas prácticas surjan en un ambiente que las propicia como bien comentas; un ambiente que está pendiente de los cambios del mercado de trabajo y que da autonomía a los trabajadores.

    Aunque a años luz de ellos, aquí te dejo nuestra pequeña contribución a la mejora de la Orientación dirigida a de jóvenes del programa de Garantía juvenil.

    Saludos.

    Vols saber com es va fer el vídeo ‘Podré’ que ha guanyat el concurs #workin2030 de Future work? El personal del #Servef de #Silla i Endika, un dels #joves autors, t’ho expliquen en aquest making off ➡️ https://bit.ly/2IVa2wG #Orientació #FuturDelTreball #NouServef
    ——————————-
    ¿Quieres saber como se hizo el vídeo ‘Podré’ que ha ganado el concurso #workin2030 de Future work? El personal del #Servef de #Silla y Endika, uno de los #jóvenes autores, te lo explican en este making off ➡️ https://bit.ly/2IVa2wG #Orientació #FuturDelTreball #NouServef

    Responder
    1. XAlberte Autor

      Coincidimos Pedro. Efectivamente, las buenas prácticas precisan de un ambiente propicio.

      Y supongo que eso también se da en el Servef. Yo no os conozco tanto, entre otras cosas porque os sigo más en la distancia. Pero si lo suficiente como para citaros. Siempre me ha gustado mucho vuestra apuesta por llevar el Servef al escenario digital y vuestro empeño en las competencias digitales y la formación al respecto. No estais a años luz El primer premio del video es otra pequeña muestra de ello.

      Felicidades por la idea y por el trabajo. Y muchas gracias por compartirlo aquí.

      Responder
  2. Aida Nicolás

    Gracias a ti Xosé por regalarme tus visitas y poder compartir estos momentos de intercambio. Te espero en las siguientes jornadas (o cuando tu quieras) sin falta! 😉

    Responder
  3. tutanfofo

    Estuve en Barcelona Activa por primera vez en el año 97…. llevan mucho años, con personal cualificado, recursos… se lo toman en serio y no solo en orientación laboral, en promoción económica local son también la referencia.

    Con todo, lo mas sorprendente es el final…. burocracia, máquinas y a cambio ofertas de empleo genéricas. Impresionante.

    Estupendo artículo.

    Responder
    1. XAlberte Autor

      Muchas gracias Adolfo.

      Me alegra que coincidamos. Me alegra de forma muy especial. Tu opinión en esta cuestión, dada tu experiencia y conocimiento en la materia, es de mucho valor.

      Y también me alegra que a pesar de esa larga experiencia mantengas intacta la capacidad de sorpresa y de cierta indignación. Que no sé si esa es la palabra más adecuada en tu caso, pero si en el mío.

      Como suelo decir, el desempleo, el trabajo, sigue siendo el principal problema para los españoles. Y no deja de ser realmente increible como se concretan algunas respuestas al mismo. Esta de la que hablamos no puede explicarse mejor que como tu lo haces: “Burocracia a cambio de ofertas genéricas”.

      Gracias por aportar, por conversar y por tu apoyo constante. Un lujo.

      Responder

Deja un comentario